Os dejo en esta entrada algunos comentarios sobre temas deportivos dentro de este apartado que estamos trabajando ahora de “maneras de vivir”. Es cierto que la alimentación en el deporte es un tema muy interesante no sólo para vosotros sino seguramente también para vuestros clientes pues entendemos que es una forma de adelgazar… ¡primer error! El deporte debe ser una herramienta para estar sano, no para adelgazar, ya que, si lo que queremos es adelgazar, probablemente recurramos a deportes poco adecuados para nuestras características (hablamos de la moda de las fit moms la semana pasada) o a recetas fáciles sin base científica (demonizar a los carbos, hartarnos de proteínas, etc) sin plantearnos que quizá conseguir un cuerpo fitness sea algo que requiere más sacrificio del que estamos dispuestos a hacer (sobre este tema leer).

 

 

 

Es ésta una puntualización muy importante en mi opinión porque los motivos para realizar actividad física no deben estar centrados en el cuerpo que queremos conseguir sino en la salud que deseamos tener. Esto no lo digo yo, lo dice la OMS que sabe bastante más del tema:

"La "actividad física" no debe confundirse con el "ejercicio". Este es una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física. La actividad física abarca el ejercicio, pero también otras actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas.
Aumentar el nivel de actividad física es una necesidad social, no solo individual. Por lo tanto, exige una perspectiva poblacional, multisectorial, multidisciplinaria, y culturalmente idónea"

Dicho de otro modo, salvo que estemos tratando con deportistas profesionales, y en ese caso lo que debemos hacer es especializarnos (de nuevo: hay mucha literatura disponible, aunque no sea nuestro campo), los consejos nutricionales sobre deporte dependerán del tipo de deporte al que nos refiramos pero en deportistas amateurs no habrá diferencias de rendimiento por la alimentación aunque en todos los deportes será muy importante una alimentación adecuada (no demonizar los hidratos de carbono, por ejemplo) pues los niveles de glucógeno son un factor clave en el rendimiento deportivo y, por supuesto, los deportistas por hacer deporte no están exentos de llevar una dieta adecuada como todo hijo de vecino.

 

Con respecto a la suplementación, pues más de lo mismo, podemos leer a Scientia o escuchar a estos tres cracks.

Tras esta breve introducción pasamos a un ejemplo concreto del que extraer conclusiones: comparte nuestro compañero Roberto Manuel los siguientes vídeos de canales de fitness de YouTube, en ellos se habla de métodos como el ayuno y la diferencia entre refeed y los cheatmeal (os hablo de ellos más abajo). Cuidado: esto es sólo un ejemplo, pero podríamos traer la tira!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como vemos, todos los vídeos giran en torno a la misma temática: cómo mejorar el rendimiento deportivo (que lo relacionan directamente con el aspecto físico, no se esconden) a través de la alimentación o, en este caso, a la ausencia de ella (ayuno intermitente con comilonas de recompensa). Para ello, en la descripción de algunos de los vídeos nos proporcionan una lista de enlaces a la bibliografía empleada, lo que le da a su discurso rigor científico, ¿verdad? Y… ¿si somos malos y comprobamos lo que dicen los artículos citados? ¿el discurso se sostendrá?

Veamos algunos ejemplos a partir de la bibliografía del primer vídeo: el primer trabajo que citan:

Aumenta el Metabolismo (ligeramente)
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10...

Se trata de un trabajo donde tomamos a 11 sujetos delgados (año 2000), los sometemos a ayuno y, oh sorpresa, vemos que el ayuno moviliza ligeramente el metabolismo… Bueno, no es un notición, dejamos de meter nutrientes pues de algo tendremos que vivir ¿no? Pero… ¿dónde se habla aquí de los deportistas? ¿y del rendimiento?

Bueno, lo mismo ha sido mala suerte, vamos con la segunda cita:

Ralentiza el metabolismo (después de varios días)
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/36...

Pues vaya, parece que después de tener a 6 hombres sanos durante tres días en ayuno (en 1987, los que crecimos en los 80 podemos afirmar que ¡eran otros tiempos!) lo que concluyen los autores es que “there is increased proteolysis and oxidation of leucine on short-term fasting even though glucose production and energy expenditure decreased“… mmm, esto suena a gluconeogénesis, ¿no? Vaya, parece que tampoco es algo muy novedoso… De nuevo, no veo clara la relación entre tener a 6 tíos tres días sin comer, el metabolismo de la leucina y que saltarte el desayuno vaya hacer que mejore tu rendimiento.

Bueno, veamos a ver si a la tercera va la vencida:

Favorece la autofagia
http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21...

En esta ocasión (algo más reciente, eso sí, ya estamos usando bibliografía de 2011) dejamos los adultos sanos (y no deportistas) para pasarnos directamente a los hepatocitos en cultivo y, como era de esperar, cuando limitamos nutrientes ocurre autofagia (recientemente galardonado el mecanismo con el Nobel) es decir la destrucción de estructuras celulares para reciclar nutrientes esenciales… ¿Qué tiene que ver esto con el deporte? Además, ¿no queríamos ganar músculo?

En fin, así podríamos seguir un rato… Como vemos, suele ser costumbre de estos sitios, colocar bibliografía científica como justificación para su discurso. Es una variante de la falacia de autoridad: yo soy el experto en nutrición deportiva (normalmente porque estoy “mazao”) y vosotros o creéis lo que os cuente.

Además tenemos el asunto de los refeeds, es decir, de los atracones que nos vamos a dar para poder aguantar el ayuno. Los refeeds funcionan en este caso como recompensas (ellos dicen que para aumentar la adherencia… como el palo con la zanahoria, vaya), como os podéis imaginar, también carecen de justificación científica y son muy similares a los cheatmeals que se comentan en el vídeo. Normalmente, este tipo de enfoques dietéticos necesitan de “algo más” para que le gente se enganche, las adherencias a estas dietas es muy baja (lo mismo ocurre con Dietas tipo Dukan, por ejemplo) por lo que hay que plantear una recompensa que anime al personal a seguir una dieta con la que no están cómodos.

Sobre todos estos aspectos hemos desarrollado la profesora Beatriz Rodríguez y yo mismo un trabajo donde estudiamos a través de perfiles de Twitter de aficionados a la práctica deportiva cómo es su relación con la alimentación:

  • ¿Qué entienden por una dieta saludable?
  • ¿Cuál es el objeto de la actividad física que realizan?
  • ¿Qué reglas siguen?
  • ¿Cómo se justifica?

Os dejo a continuación un enlace al trabajo completo. Está en español así que lo podréis leer sin dificultad:

En definitiva, debemos poner un poco de cordura en todo este asunto:

 

 


Para saber más (no sólo de alimentación deportiva):